Escrito por Danielle Schofield

Ampliar tu practica de buceo a temperaturas más bajas te recompensará con nuevos destinos, vida marina y emociones. Pero sentirse con mucho frío también puede arruinar una inmersión, o lo que es peor, causar hipotermia, así que te recomendamos que planifiques con antelación con estos consejos que te ayudarán a sentirte con tanta calidez y comodidad como sea posible.

Localización

Si nunca has buceado en aguas más frías, no saltes directamente de los trópicos a buceo en hielo. Escoge un destino en el que puedas poco a poco aclimatarte al equipo voluminoso y a las condiciones de buceo.

Aislamiento adecuado

Por lo general un traje húmedo o semiseco es adecuado entre 10 y  17°C(50-65° F), pero asegúrate de que te queda bien. Debería evitar que entre el agua pero no debe ser muy apretado y que restrinja la circulación. El neopreno se gasta con el paso del tiempo, por lo que te recomendamos que reemplaces los trajes antiguos para conseguir la mejor protección.

Si buceas bajo los 10° C (50° F) o sueles sentir el frío, un traje seco es la mejor opción. Se requiere entrenamiento adicional, pero permanece seco y la comodidad de un traje interior vale mucho la pena. Necesita mantenimiento y que se ajuste bien, sino las juntas sueltas o las fugas harán que te mojes y sientas frío.

Obtén más información sobre el curso de especialidad PADI Dry Suit aquí.

Accesorios

Invertir en una capucha, guantes y botas es una simple manera de reducir la pérdida de calor de tu cabeza y extremidades, mientras que los trajes secos que cuestan algo más pueden añadir el lujo de un traje interior calentado con pilas.

Entra en calor antes de bucear

Los lugares de buceo de aguas templadas y frías suelen estar acompañados de tiempo fresco. Sentirse congelado antes de lanzarse al agua no es un buen inicio, así que prioriza mantenerte cálido cuanto te sea posible antes de las inmersiones y durante los intervalos de superficie:

  • Aléjate de los elementos cuanto puedas, incluso si no sientes frío
  • Usa protección termal (chaqueta cortavientos, gorro, guantes)
  • Quítate la ropa húmeda entre inmersiones, especialmente trajes húmedos
  • Alimenta tu cuerpo con comidas que incrementen tu energía y bebidas calientes
  • Lleva contigo calentadores de manos
  • Echa agua caliente en los trajes húmedos para precalentarlos antes de las inmersiones

Planifica tus inmersiones

Es importante que tengas en cuenta la temperatura para planificar tu lista de verificación. Mantente en menos profundidad, dado que te sentirás más frío cuanto más profundo vayas (el neopreno se comprime con la profundidad, proporcionando menos aislamiento). No te engañes por la temperatura en superficie, pues las termoclinas pueden crear bajadas de temperatura imprevistas y perceptibles en diferentes profundidades.

Cuanto más tiempo pasamos bajo el agua, perdemos más calor. Por lo que las inmersiones en aguas más frías suelen ser más cortas que las inmersiones en aguas cálidas. Planifica permanecer en tus límites de no descompresión: largas paradas de descompresión sin movimiento son especialmente poco agradables en temperaturas bajas.

Y lo más importante, no tengas miedo de volver antes a la superficie si sientes frío.

Entra en contacto con tu centro PADI local para obtener más consejos en cuanto a equipo, cursos y  reservas de viajes.

Visita PADI Travel hoy mismo para empezar a explorar destinos de buceo en aguas templadas y frías.

Share This