La enfermedad descompresiva (ED), también conocida como síndrome de descompresión o “enfermedad de los buzos”, es una condición médica con la que todos los buceadores deben estar familiarizados. La ED ocurre cuando el nitrógeno absorbido en la sangre en profundidad forma burbujas en los tejidos del cuerpo y/o en el torrente sanguíneo.

Bucear con cautela y ascender lentamente son maneras efectivas de reducir el riesgo de padecer la enfermedad de los buzos. Dicho esto, es posible hacer la misma inmersión 99 veces sin ningún problema y sufrir la enfermedad descompresiva en la experiencia de buceo número 100. Profundidad, tiempo de inmersión, temperatura del agua, deshidratación y forma física son algunos de los factores que influyen en la susceptibilidad del buceador a padecer ED.

Cómo identificar la enfermedad descompresiva (ED)

Los signos y síntomas aparecen típicamente entre 15 minutos y 12 horas posteriores a la llegada a la superficie, pero los síntomas pueden manifestarse hasta 36 horas después. Solo un profesional médico puede diagnosticar ED. Sin embargo, cada buceador debe conocer los signos y síntomas de ED para poder solicitar tratamiento médico inmediato si sospecha que pueden padecerla.

the bends decompression sickness while scuba diving

Los síntomas más comunes de ED son:

– dolor en las articulaciones

– entumecimiento u hormigueo en una extremidad

– debilidad muscular

– dolor de cabeza

– mareos

– náuseas

– dificultad o inhabilidad para orinar

Puede que algunos buceadores sean reticentes a admitir que tienen la enfermedad de los buzos, pero retrasar el tratamiento puede conllevar a una lesión permanente. Al aceptar la situación rápidamente, el buceador puede evitar complicaciones a largo plazo, tales como disfunción vesical, disfunción sexual, debilidad muscular o daños permanentes a la médula espinal.

Si no estás seguro, realiza un simple reconocimiento neurológico

Si sospechas que tu compañero de buceo tiene ED, contacta con los servicios de emergencias médicas lo antes posible. Si no estás seguro, realiza un examen neurológico. Incluso si no cuentas con entrenamiento o experiencia médica, este examen neurológico y tu documentación de los resultados pueden ser de gran valor para el personal médico e incluso puede salvar una vida.

Este examen comienza preguntando al buceador una serie de simples cuestiones. También debes comprobar la fuerza y coordinación muscular de tu compañero de buceo.

Echa un vistazo al examen neurológico completo.

Para estar preparado en caso de emergencia, imprime el examen y practica administrándolo a una persona sana. Guarda el documento impreso con tu equipo de buceo y así lo tendrás a mano incluso si no cuentas con red telefónica o internet.

Prepárate: aprende cómo administrar oxígeno de emergencia

En caso de posible ED, el buceador debe recibir oxígeno de emergencia lo antes posible. Puedes aprender cómo administrar oxígeno de emergencia en tan solo un día y la certificación cuenta para tu nivel PADI® Master Scuba Diver™. Contacta con tu PADI Dive Center o Resort local para obtener información sobre el curso de especialidad PADI Emergency Oxygen Provider.

Aprovechamos para darles las gracias a nuestros amigos de Divers Alert Network® (DAN®) por desarrollar el examen neurológico y ponerlo a disposición del público. Puedes apoyar a DAN haciéndote afiliado y adquiriendo la cobertura de seguro para accidentes de buceo.

Leer más:
Me ocurrió a mí: experiencias reales con ED
Enfermedad descompresiva: qué es y cuál es el tratamiento (DAN)
5 factores que incrementan los riesgos de la enfermedad de los buzos (DAN)

 

Share This