diving for stress

Con horarios ajetreados, compromisos familiares y constantes fiestas a las que acudir o planificar, la vida puede ser estresante. Cuando organices tus vacaciones o fines de semana, recuerda que también tienes que divertirte.

Una de las mejores maneras de relajarte y escapar de las interminables decisiones y complicaciones que la vida te pone en el camino es ir a bucear. Los momentos de alto estrés pueden no parecerte el momento ideal para llevar un traje húmedo y echarte un chapuzón bajo el agua, pero realmente lo son. A continuación te indicamos como bucear entre el estrés de tu vida.

¿Por qué hacer tiempo para bucear? El buceo es similar a la meditación en el aspecto de que pensamientos externos y agentes que provocan el estrés se dejan atrás y la mente se centra solo en una cosa. Cuando vas a bucear de repente te olvidas de todas las compras que necesitas hacer o dónde los niños necesitan estar mañana (a la misma hora, por supuesto) y te concentras en tu respiración y disfrutas de la belleza natural que te rodea. No hay mejor manera de olvidarte de todo que debajo del agua.

¿Cuándo deberías bucear? En cualquier momento. Tómate un descanso antes de períodos ajetreados (vacaciones escolares, la época navideña, la época de la declaración de la renta…) y los afrontarás de manera relajada y con seguridad en ti mismo. Alternativamente, vete a bucear tras estos períodos, olvídate de ellos y vuelve a la realidad sintiéndote refrescado. El año nuevo es por lo general un momento excelente para ofertas especiales y te darán algo que desear durante los momentos ajetreados.

diving for stress

¿Qué pasa con los momentos en familia? No hay problema. Si otros miembros de tu familia son buceadores, anímales a que vayan a bucear contigo. Si eres el único buceador en la familia, ¿por qué no animas a los demás a que empiecen? Como familia de buceadores, podréis vivir experiencias inolvidables y compartir recuerdos de buceo juntos. El pase de regalo PADI eLearning es un regalo perfecto para cualquier ocasión.

¡Haz ejercicio! Todos sabemos que el ejercicio es bueno para nuestros cuerpos, pero, ¿sabías que también incrementa los niveles de endorfinas (conocidas como “hormonas felices”) lo que lo hace excelente para nuestras mentes? El buceo es una excelente manera de ejercicio para desarrollar y fortalecer los músculos del abdomen, las piernas y los brazos. Tras una sola hora de buceo te sentirás más saludable, en forma y feliz.

¿No tienes tiempo para viajar? Puede que no sea posible tomarse unas vacaciones de buceo cuando hay demasiadas cosas que hacer en casa. Sin embargo, el hecho de que no puedas irte de vacaciones no quiere decir que no puedas ir bajo el agua. Usa el localizador de centros PADI para comprobar dónde está tu centro PADI más cercano y ver que eventos de buceo local o de piscina hay cerca de ti. Dedicar unas cuantas horas a hacer algo que te encanta marca la diferencia entre estresarse y relajarse.

¿Qué pasa con los niños? ¿Sabías que los niños de 8 años pueden participar en programas de buceo PADI? A continuación te mostramos algunos de los programas de buceo para jóvenes PADI para niños:

PADI Bubblemaker (a partir de 8 años): los niños bucean en aguas confinadas de menos de dos metros (seis pies) de agua. Es muy divertido y supervisado exhaustivamente.

PADI Seal Team (a partir de 8 años): el PADI Seal Team proporciona acción en aguas confinadas mediante misiones en el agua. Los participantes se familiarizan con la fotografía submarina, navegación, consciencia medioambiental y otras opciones entre las que pueden elegir. Obtén más información sobre PADI Bubblemaker y Seal Team aquí.

PADI Junior Open Water Diver (entre 10 y 14 años): los estudiantes de 10 años de edad pueden completar el curso de certificación PADI Junior Open Water Diver. Es como el curso PADI Open Water Diver, pero con algunas limitaciones.

diving for stress

Tanto como si decides tomarte unas vacaciones de buceo, un viaje de un día o prácticas en la piscina cuando se acercan períodos ajetreados, puedes descansar asegurándote que tu estrés no te sigue bajo el agua.

Share This