Jennifer Tuffen, más conocida como @izkiz, es una viajera del mundo, fotógrafa y recientemente certificada como PADI Open Water Diver.

“Fue una experiencia inolvidable. Me sentí como Ariel en La Sirenita. Vimos peces piedra, peces escorpión, peces león, anguilas y buceamos en un pecio y en un pecio de tanque. Jordania es un país de una belleza increíble y buceadores de todas partes vienen para experimentar su mundo submarino”.

“Bucear es algo que siempre había querido hacer porque me encanta la playa y soy la persona más feliz del mundo cuando estoy dándome un chapuzón en el mar”, explicó Jen. “Pero sin duda el mejor momento fue mi primera inmersión en aguas abiertas. Tras el primer descenso ya estaba enganchada. Me sentí como en un cine submarino. No podía dejar de mirar toda la vida marina alrededor de mí”.

Jen se divirtió tanto practicando buceo que convenció al personal de buceo y a los otros estudiantes que completaron el curso con ella a que fuesen a hacer otra inmersión tras obtener la certificación. “Todo el mundo estaba preparándose para volver a tierra firme pero conseguí convencerlos para hacer una inmersión divertida”. Nos pusimos los trajes y las botas y volvimos a sumergirnos en el agua para explorar un pecio llamado Cedar Pride. El tiempo pasa volando bajo el agua. Hay tanto que ver y no hay nada que se le parezca. ¡La última inmersión duró 51 minutos y me dio la sensación que fueron cinco minutos!

 Jen ha visitado más de 28 países, pero su experiencia aprendiendo a bucear le abrió los ojos todavía más. “Ahora veo el océano de una manera completamente diferente. Experimentar la belleza del mundo submarino de primera mano te hace darte cuenta de lo importante que es mantener el océano libre de contaminación” explicó.

“La contaminación por plástico es una gran amenaza para nuestros océanos y, aunque se están dando pasos para mantenerla bajo control, es necesario que más países sean proactivos para hacer frente a este problema. La sobrepesca también está dañando los ecosistemas y afectando al equilibrio de la vida en los océanos” dijo.

El consejo de Jen para la gente que está pensando en aprender a bucear pero se sienten inseguros es “ve a por ello”. El buceo te abrirá las puertas a un mundo completamente nuevo. Una zona de confort es algo hermoso pero no crece nada más ahí. El setenta por ciento de la tierra está cubierto de agua, así que ¿por qué no explorarlo?”

Cuando le preguntamos sobre viajar por Oriente Medio, Jen dijo “me sentí perfectamente segura en los países de Oriente Medio que he visitado (Jordania, Dubái y los Emiratos Árabes Unidos). Todo el mundo fue muy amable, acogedor y estaban muy contentos y orgullosos de enseñarnos su país. Mientras actúes con responsabilidad, respetes la cultura, te prepares adecuadamente y hagas tu búsqueda en páginas web de opiniones tales como Tripadvisor, no hay nada por lo que estar nervioso”.


Los objetivos de Jen para los próximos 12 meses incluyen:
– Viajar a lugares increíbles (Indonesia, Australia, Maldivas y Egipto están en su lista)
– Obtener la certificación PADI Advanced Open Water Diver
– Bucear con delfines y tortugas en su hábitat natural

Jen también espera sacarse la especialidad PADI de fotografía submarina (Digital Underwater Photographer). “¿Por qué no combinar dos cosas que me encantan tales como la fotografía y el buceo? dijo. “Estoy muy feliz de haber tenido la oportunidad de hacerme buceadora, especialmente en un lugar tan maravilloso”.

“Mientras estaba en Jordania, hundieron la aeronave Hercules C-130, que ahora es la última incorporación a los pecios de Aqaba. Espero volver un día y bucear allí. ¡Estoy enganchada al buceo y tengo muchas ganas de volver a sumergirme en el agua de nuevo!”

Lee más sobre la experiencia de Jen en aprender a bucear en Aqaba y en sus viajes en Jordania. Sigue a @izkiz en Instagram para ver sus increíbles fotos y aventuras de viaje. ¿Tienes curiosidad por saber de dónde viene “izkiz”? Lee sobre sus orígenes (y aprende un poco de turco) en la página de Jen: izkiz.net.

Share This